Un Madrid para disfrutarlo: la Quinta de Torre Arias

  • La emblemática finca del barrio de Salvador -distrito San Blas-Canillejas- abandonada durante décadas y cerrada al público durante siglos, guarda en su interior dos arroyos por recuperar, el último “Viaje de Agua” vivo de la ciudad, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y más de 50 especies de árboles que ya disfrutan los vecinos y vecinas.
  • La corporación de Ana Botella redactó, en su momento, un Plan Especial que cedía los terrenos a la Universidad de Navarra. La lucha vecinal frenó el proyecto y la corporación actual ha recuperado la Quinta de Torre Arias para la ciudadanía.

En la calle de Alcalá, en la parada de la línea 5 que lleva su nombre, se despliega la Quinta de Torre Arias, con una superficie que supera las 18 hectáreas y que es ya un espacio más que llena de vida nuestra ciudad. La Quinta, erigida entre los años 1580 y 1602, alberga en su interior el Palacio de Torre Arias, el patio de caballerizas, la vaquería, invernaderos, la Casa de las Patatas y el matadero, junto a más de 50 especies de árboles, fuentes y arroyos. Testigo de la historia madrileña, fue terminado en 1602 bajo el reinado de Felipe III y pasó a formar parte de la aristocrática familia Torre Arias tras ser la residencia de personajes como el archiduque Carlos.

La recuperación de este tesoro arquitectónico, paisajístico y medioambiental es una demanda en San Blas-Canillejas desde hace años. En 2014, el gobierno del PP aprobó un plan especial que contemplaba la demolición de varios de sus inmuebles y la cesión de los terrenos a la Universidad de Navarra, una iniciativa que frenó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ante la demanda interpuesta por las entidades vecinales. Desde entonces, vecinos y vecinas defendieron este espacio y abogaron por recuperarlo para la ciudad.

Daniel Liébana, que ha acompañado a los candidatos durante la visita, es jardinero del Ayuntamiento de Madrid desde hace 13 años y los últimos 5 ha trabajado en la Quinta de Torre Arias. Su compromiso con la Quinta va mucho más allá de su trabajo, ya que fue fundador de la Plataforma Ciudadana de la Quinta de Torre Arias , una plataforma que consiguió detener los planes para privatizarla y que la Quinta se recuperara para la ciudadanía. Además impulsó como jardinero municipal la creación de la Huerta Solidaria y Educativa de la Quinta, que reivindica la recuperación hortícola en la Quinta y el papel que debe ocupar la agroecología. Tras abrir los jardines al público en 2016, el Ayuntamiento de Madrid se puso manos a la obra arreglando la fachada y cubierta del palacio, subsanando parte de las deficiencias del edificio de caballerizas y el de guardeses o la caseta del guarda que estaba casi en ruinas.

Manuela Carmena, acompañada de los candidatos Inés Sabanés, Jorge García Castaño y Marta Gómez Lahoz, han visitado el estado actual de la Quinta de la mano de la Plataforma en Defensa de la Quinta de Torre Arias para seguir estableciendo líneas de trabajo en la próxima legislatura y cristalizar las propuestas e ideas de los vecinos en mejoras concretas para la Quinta.

Una ciudad como Madrid no puede permitirse el lujo de abandonar espacios tan singulares y únicos, tan valiosos desde el punto de vista histórico y cultural y por su enorme valor patrimonial y ecológico que, además, llenan de vida nuestros barrios. La Quinta seguirá mejorando sus instalaciones y ayudando a nuestra ciudad a respirar.

 

Suscríbete a las novedades

Únete a Más Madrid